Hemos revisado bien a todos los corredores sobre los que opinamos en nuestra página y solamente recomendamos a los que tienen las licencias necesarias, como el CySEC (Cyprus securities and exchange commission) o la FSA (Malta financial service authority). Si el corredor posee una de estas licencias deben automáticamente cumplir con el EUs Markets in Financial Instruments Directive (MiFID).

 

Comercio regulado con instrumentos financieros

El comercio de opciones binarias está regulado y se encuentra bajo una variedad de leyes y reglamentos. Por lo tanto, los corredores que tienen una licencia son siempre de confianza y por esto podemos recomendarlos. Sigue existiendo las posibilidades de poder perder dinero con una inversión desacertada, pero puede estar seguro que cuando gana su rendimiento recibirá su dinero. También proporcionan material de formación en abundancia y las tales llamadas “Cuentas de demonstración” en las que puede experimentar la plataforma de un corredor sin correr el riesgo de perder dinero real.

Los corredores poco serios

Existen muchos corredores poco serios y los que tienen una licencia fuera de la Unión Europea. Nosotros no recomendamos a estos corredores. La primera cosa que tiene averiguar es saber si el corredor está regulado o no. No importa si prometen rendimientos altos, bonos y cuentas demo gratuitas, si el corredor no está regulado y no posee de licencia no es de confiar.

¿Porqué licencias?

En 2008 en el medio de la crisis económica fue el Securities and Exchange Commission que decidió que se debía ofrecer las opciones binarias como instrumento financiero con un bajo nivel de riego para inversores particulares. Durante este periodo el comercio estaba gestionado dentro de la bolsa y no en la web como hoy en día. El siguiente año se fundó Banc de Binary y comenzaron a ofrecer el mercado

de opciones binarias online. A partir de este momento empezaron a surgir corredores poco serios lo que afectó la reputación de las opciones binarias y la gente pensaba de ellos como estafas y engaños. Era una cosa poco seria y se creía que los inversores solamente fueron engañados por su dinero. Lamentablemente siempre nos encontramos con engañadores en la internet. Corredores falsos normalmente nunca guardan el dinero de sus clientes en un fondo separado del suyo. Lo guardan en una sola cuenta y así el dinero lo pueden usar para pagar las deudas de la empresa sin que nadie se dará cuenta. En los casos que el corredor no está regulado no existe una tercera parte independiente que revisa y garantiza la seguridad de este mismo y si tiene mala suerte no solo dejarán de pagar sus rendimientos, pero también puede perder todo el dinero depositado. Como una reacción contra casos así se fundó un marco regulatorio para el mercado de opciones binarias en Chipre en 2012. Chipre también fue el primer país en Europa a establecer este tipo de reglamentos.